Posible Amnistía Fiscal en México para 2019

Con estas medidas se pretende que la nueva administración incremente la recaudación fiscal.

El anteproyecto de la LIF para el ejercicio 2019, que entrará en vigor a partir del 1 de enero, y que aún se encuentra en proceso de revisión y discusión por parte del equipo económico del Presidente electo, contempla que se condonarán, total o parcialmente, los créditos fiscales consistentes en contribuciones federales cuya administración corresponda al SAT, cuotas compensatorias, actualizaciones y accesorios de ambas, así como las multas por incumplimiento de las obligaciones fiscales federales distintas a las obligaciones de pago.

Los principales beneficios del programa son los siguientes:

La condonación total o parcial de adeudos con el SAT por concepto de contribuciones federales que se hayan generado entre el 1 de Enero de 2013 y el 31 de Diciembre de 2018.

No se pagarán actualizaciones recargos y multas.

No se publicarán los datos de los contribuyentes que participen en el programa.

Se tienen por cumplidas las obligaciones de forma y fondo.

La facilidad de repatriar capital con un ISR de únicamente 3%. Se especifica que el monto repatriado deberá invertirse en la adquisición de bienes de activo fijo deducible para efectos de ISR o para el desarrollo de productos, materiales o procesos de producción para la investigación y desarrollo de tecnología.

Los patrones que se hayan retrasado con el pago de sus cuotas patronales del IMSS recibirán una condonación de hasta el 100% de multas y recargos generados por el adeudo.

Con estas medidas se pretende que la nueva administración incremente la recaudación fiscal, además de ampliar la base tributaria, para así obtener recursos de manera rápida, a efecto de que éstos puedan aplicarse en los diferentes programas que se tienen contemplados.

Impactos de la Reforma Fiscal de Estados Unidos en empresas mexicanas

Algunas de repercusiones que sufrirán las empresas mexicanas por la más reciente Reforma Fiscal de Estados Unidos.

A mediados de 2016, el Partido Republicano de Estados Unidos presentó una propuesta de reforma de carácter fiscal, que contemplaba la reducción de impuestos corporativos con el propósito de reactivar la economía de este país y así volverlo mucho más competitivo a nivel global.

A finales del año pasado, esta reforma fue aprobada, con ciertas conciliaciones, por la Cámara de Representantes y el Senado. Y desde que empezó el 2018, las implicaciones de la Reforma Fiscal han entrado en vigor.

Aunque sea una normativa estadounidense, lo cierto es que constituye varios cambios que afectarán a las empresas mexicanas que hace negocios en / con Estados Unidos.

Y es que el presidente Donald Trump ha definido a esta reforma como “los recortes de impuestos más grandes”, lo cual la vuelve la normativa fiscal más importante de las últimas tres décadas. A continuación, algunos de los puntos más relevantes que las empresas mexicanas con relaciones con EU deben tomar en cuenta:

 

Reducción de tasas e impuestos

Se eliminaron tasas progresivas e impuestos en empresas de servicios personales. Se erradicó, asimismo, el AMT corporativo, por lo que a partir de ahora las empresas estadounidenses no ser verán obligadas a pagar impuestos mínimos en ese país. De igual forma, la tasa corporativa de EU disminuyó de 35% a 21%.

 

Capitales repartidas

Aquellas utilidades que se adquieran por subsidiarias extranjeras, quedarán exentas del pago de impuestos, siempre y cuando el accionista estadounidense tenga al menos el 10% de la entidad extranjera y los dividendos no causen deducciones en otros países.

 

Sobre las pérdidas fiscales

De ahora en adelante, las pérdidas en materia fiscal sólo se aplicarán en un 80% de la utilidad fiscal del ejercicio, hasta su consumación. Cabe mencionar, que antes de la reforma, las pérdidas se podían aplicar sin condiciones y hasta por 20 años.

 

Impuestos internacionales

Se modificó el régimen fiscal sobre una base internacional a una local. También se implementó un gravamen a los pagos que se realicen a aquellos afiliados que residan fuera de Estados Unidos. Este impuesto aplica por el uso de servicios.

 

Entidades híbridas

Se eliminó la deducción de los pagos que se realicen a partes relacionadas que residan en el extranjero, y que se hagan con respecto a entidades híbridas.

 

Cambios para las personas físicas

Se establecieron tasas menores, sin embargo, se elevaron los rangos en que éstas se aplican. Para compensar esto, se redujeron las deducciones personales. Por otro lado, la tasa máxima disminuyó de 39.6% a 37%.

 

Deducción para inversiones

Se determinó una deducción de inversiones que se empleen en activos fijos, tanto nuevos como usados. Esto será aplicable para los activos que se adquirieron desde septiembre de 2017 hasta 2023.

 

Impuestos por intangibles

Se estableció una tasa del 10.5% a los ingresos que provengan de subsidiarias extranjeras, por intangibles que se hayan explotado afuera de Estados Unidos.

 

Fuente: El Economista.

Suscríbete a nuestro boletín:

Mantente actualizado con las noticias más relevantes de la industria.

Indicadores financieros -

Tipo de cambio USD venta:

INPC Mayo 2018

131.77

IPC - Octubre 25 , 2018

48,112.01